Noticias de mercado

Impacto de la nueva ley de vivienda en la reducción de viviendas vacías

multas si no se alquila el piso
Escrito por Inmobiliaria MAYRIT

El temor a las sanciones cambia el panorama inmobiliario

La implementación de la nueva ley de vivienda ha marcado un punto de inflexión en el mercado inmobiliario español. La normativa, que establece un recargo de hasta el 150% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para aquellas viviendas que permanezcan vacías de manera permanente y sin justificación por más de dos años, ha provocado una notable disminución en el número de propiedades desocupadas. Actualmente, solo el 3% de las viviendas en España se encuentran en esta situación, una cifra que se mantiene estable respecto al año anterior pero muestra una reducción significativa en comparación con el 2022.

El alcance de la ley y sus excepciones

Es importante destacar que esta penalización no afecta a todas las viviendas vacías indiscriminadamente. Solo se aplica a aquellos casos donde la desocupación es continua y sin una causa que la justifique durante al menos dos años. De este modo, de ese 3% de viviendas vacías, solo un pequeño porcentaje cumple con los criterios para enfrentar la sanción económica impuesta por la ley.

Razones detrás de las viviendas desocupadas

Las causas de que estas propiedades permanezcan sin ocupar son variadas. Un porcentaje considerable de ellas no se encuentra en condiciones habitables o sus propietarios están realizando reformas necesarias antes de ponerlas en el mercado. Otros dueños están reticentes a alquilar sus propiedades por temor a impagos, ocupaciones ilegales o daños significativos en los inmuebles.

Estrategias y soluciones propuestas

Ante este escenario, se hace evidente la necesidad de implementar políticas que no solo penalicen la desocupación, sino que también incentiven la utilización de estos espacios. Propuestas como incentivos para la rehabilitación y el alquiler podrían ser efectivas para activar el parque inmobiliario y ofrecer más opciones de vivienda a la población.

Consecuencias de mantener una vivienda vacía

A pesar de los riesgos de deterioro y ocupación ilegal, mantener una vivienda vacía implica también un coste económico no despreciable. Los propietarios deben asumir gastos fijos como el IBI, gastos comunitarios, consumos mínimos de servicios y mantenimiento general del inmueble. Estos costes, sumados a la posible penalización fiscal, pueden convertir la retención de una propiedad desocupada en una decisión económicamente desfavorable.

Año I de la Ley de Vivienda: más demanda de alquiler insatisfecha que nunca

Percepciones y comportamientos por segmentos de edad

Las preocupaciones varían significativamente con la edad de los propietarios. Los más veteranos, entre 55 y 75 años, muestran una mayor preocupación por las implicaciones de tener una propiedad desocupada, principalmente por los riesgos de ocupación y los costes asociados a la misma. Este grupo etario es notablemente más cauteloso en sus decisiones de gestión de propiedades.

Estadísticas sobre la duración de las viviendas vacías

Un dato revelador es que una gran parte de las viviendas que permanecen vacías lo hacen durante períodos prolongados. Un 31% de los propietarios admite tener propiedades sin ocupar por más de cinco años. Este dato refleja no solo las dificultades de mercado, sino también la falta de incentivos o soluciones efectivas para cambiar esta situación antes de la implementación de la nueva ley.

Iniciativas fiscales en Madrid: estímulo para el sector inmobiliario y combate a la despoblación rural

Perspectivas a futuro

La nueva ley de vivienda representa un esfuerzo significativo por parte de las autoridades para movilizar el parque inmobiliario y reducir el número de viviendas vacías. Aunque los resultados son alentadores, es crucial continuar desarrollando estrategias que aborden tanto las causas como las consecuencias de la desocupación. La colaboración entre propietarios, inquilinos potenciales y el gobierno será esencial para asegurar un mercado inmobiliario más dinámico y accesible para todos.